Skip to content Skip to footer

Más allá de su entorno

Si este lugar es tan especial es porque antaño (siglo XIX) fue una casa de labranza que hoy está rehabilitada y decorada con mucho mimo, pero que mantiene toda la esencia original. Mendiburu está distribuida en dos plantas, que permiten el acceso a las distintas estancias a partir de 2 distribuidores centrales que hacen de su diseño algo muy singular.

Rodeada de campo y monte, a su alrededor ofrece variadas actividades de aventura, excursiones y cultura. Muy cerca a un club de golf donde sus huéspedes disfrutan precios especiales, a rutas en caballo, excursiones micológicas y actividades en grupo como el paintball o rocódromo.