Skip to content Skip to footer

Un proyecto auténtico

Este caserío reformado con esmero y cariño es de los pocos lugares del territorio planteado desde la bioconstrucción con materiales de poco impacto ambiental y conservando materiales originales como la piedra, la madera, los grandes ventanales y los espacios luminosos.

Mokorreko Borda nació de una familia eusko-alemana con el objetivo de crear un espacio para amantes de la naturaleza y facilitar experiencias de viaje inolvidables. Rodeado de prados, bosques y montes, sus rincones tienen un encanto mágico.