Skip to content Skip to footer

Este caserío fue construido en “auzolan” o trabajo comunitario para preservar los lugares de reunión tradicionales de los pueblos del valle. Tras la reforma se puede apreciar la madera y la piedra originales. Actualizado a la actualidad, pero sin olvidar los orígenes, ahora ofrecen un lugar de descanso muy singular, respetando las raíces y costumbres.

El Original

El espíritu Basque se respira en Posada Elbete en cada rincón. Se consideran artesanos del turismo porque cuidan cada detalle de la estancia de sus huéspedes para ofrecer experiencias turísticas que se recuerden con cariño. La gastronomía está basada en productos locales auténticos con los que innovar y sorprender.