Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Navarra, territorio que se precia por su sabrosa gastronomía y productos locales que, dependiendo la zona en la que te encuentres, te sorprenderán por su variedad, y, es que, Navarra es un territorio con infinitos paisajes. Dentro de la gastronomía, ocupan un lugar destacado las bodegas, con cientos de vinos de primer nivel, con Denominación de Origen y cientos de años de historia. ¿Te atreves a conocer más?

Tradición que se remonta a siglos

La tradición vitivinícola tiene en Navarra cientos de años, pudiéndonos remontar a la época romana, cuando asentados en algunas zonas del territorio como, por ejemplo, la ciudad romana de Andelos (yacimiento que no puedes dejar de visitar), en la que ya disponían de todo un sistema de bodega que actualmente se puede visitar para profundizar más en este arte y en la propia tierra navarra que, por su clima, era muy venerada para el cultivo de vid.

Es tanta la cultura del vino en el territorio que hace poco tiempo se identificó en Navarra un tipo de planta de vid primitiva y original, la “vitis silvestris”, con ejemplares en muy pocas zonas del mundo y cuya antigüedad se remonta hasta los 5 millones de años. Navarra, the original wine tasting.

Ruta y Denominación de Origen

El gran exponente del vino en Navarra comenzó de la mano de la creación de los primeros monasterios, allá por los siglos IX y X y con el inicio del Camino de Santiago esta tradición se consolidó, pudiendo encontrar importantes bodegas con sabrosos vinos en los pueblos pertenecientes a etapas del Camino de Santiago.

Además, algunas bodegas del territorio se han unido en la Ruta del Vino de Navarra, encargada de su promoción, generar turismo en torno a ellas y garantizar experiencias de enoturismo de calidad e irrepetibles. Hay que destacar que la Denominación de Origen Navarra de vinos se extiende en muchas más zonas del territorio, comprendiendo vinos ubicados desde el territorio de la Baja Montaña y Valdizarbe hasta el sur de Navarra en las zonas de Tierra Estella, Ribera Alta y Baja.

Para conocer una tierra tan auténtica, comienza por la gastronomía y sus sabrosos vinos. Llena tu paladar de sensaciones y tus recuerdos de experiencias únicas en torno al vino y las actividades que puedes disfrutar a tu paso por Navarra.